Todos conocemos la problemática en torno a la falta de agua en el mundo. Algunas ciudades o poblaciones están más al tanto de esto, ya que lo sufren diariamente. La falta de agua se hace notar y, sin ella, el ser humano tiene grandes dificultades para poder vivir. Otras sociedades tocan el tema de oído, por así decirlo, ya que no son atravesadas directamente por el problema, pero sí lo ven en la televisión, en diarios y radios. Lo cierto es que el tema que nos compete: el campo y los cultivos, tienen un rol fundamental en el uso del agua.

El riego por goteo es una manera de regar muy eficiente al momento de lidiar con las cantidades de agua. Lo interesante de este sistema de riego es que el agua que se consume es significativamente menor a otros tipos de riego en donde se riega por zonas. En este sentido, lo que se hace es regar bien focalizado, en el lugar en donde la planta se ubica, para que afecte directamente a las raíces y no se desperdicie el agua.

Por ejemplo, las bombas centrífugas en méxico y su utilización han contribuido en gran manera a la proliferación de este tipo de trato respecto del agua y el cultivo. Así, muchos campesinos han optado sabiamente por regar así sus plantaciones. Esto es un alivio para la madre tierra y para las comunidades de la zona, ya que tanto riego descontrolado puede llegar a generar desabastecimiento en las regiones que sufren de la falta de agua.