La verídica felicidad está en contribuir a otros

Cuando pensamos en contemplar nuestra felicidad, hay varias cosas que vienen a la cabeza. La mayor parte de ellos son en su más grande parte un poco egocéntricos. Por naturaleza, pensamos en nosotros primero, sospecho. Sospecho que esto se apoya en nuestro instinto de autopreservación, que está incorporado en nuestro código genético. Inclusive en el hombre moderno, el instinto de supervivencia es muy fuerte! Por eso cuando pensamos en hallar más felicidad, tenemos en cuenta cosas como pasar tiempo de calidad con nuestra familia, tomar tiempo para un pasatiempo entretenido, buscar más paz espiritual, proceder a unas vacaciones muy primordiales, cosas de esta forma. La lista varía con cada uno, pero se te sucede la iniciativa.
Recientemente he notado más historias sobre personas que asisten a otros, asi sea en el contexto de ofrecer dinero a organizaciones benéficas o como voluntarios para organizaciones locales. Luego de llevar a cabo algunas comprobaciones sobre esto, pensé que sería una enorme iniciativa hallar más maneras de ofrecer a otros como una forma de incrementar de enorme manera nuestra felicidad en la vida. La mayor parte de nosotros oímos este criterio antes, oséa, nos hace sentir bien contribuir a los otros. Pero, ¿cuántos practicamos regularmente? Sé que soy culpable de no contribuir a los otros tanto como pude. En la religión budista, uno de los principios básicos es que el sendero hacia una vida mejor es volverse menos egoísta y desarrollar un patrón consistente de contribuir a los otros. Por eso, con eso en cabeza, ¿cómo tenemos la posibilidad de contribuir a los otros? ¿Dejamos nuestros trabajos y nos unimos al Cuerpo de Paz? Eso sería un poco radical, también existe miles de cosas que tenemos la posibilidad de llevar a cabo en nuestra red social para ser de enorme provecho para los otros. Aquí hay una lista!
1. Viviendas de acogida para personas sin hogar– todas las localidades enormes tienen al menos una de estas, y en tiempos difíciles (como ahora) están desbordando en la mayor parte de las localidades. Hay muchas tareas que se tienen que llevar a cabo en estos sitios, desde elaborar comida, llevar a cabo tareas de oficina, gestionar a otra gente, dar y guardar recursos, etc.
2. Los bancos de comestibles – otra vez, la mayor parte de las localidades tienen uno. No sólo sirven a la gente sin lugar de vida, sino además a los subempleados donde las familias no tienen bastante dinero para dar de comer a la familia.
3. Hábitat para la Humanidad– esta organización crea viviendas para personas desfavorecidas y siempre requiere asistencia. Si usted cuenta con alguna capacidad de carpintería, o inclusive podría estar listo para estudiar algo, este sería un enorme lugar para ser voluntario.
4. RIF. org – usted tiene la posibilidad de contribuir a mayores y jovenes que no tienen la posibilidad de leer al ser voluntarios de la organización Reading Is Fundamental. Hay capítulos en cada estado, o usted tiene la posibilidad de empezar el de el propio si tiene los elementos.
5. Hospitales – todos los hospitales tienen programas de voluntarios, donde usted tiene la posibilidad de proveer la asistencia necesaria como gerente del tolerante, personal de información o trabajador administrativo.
6. Bibliotecas – varios tienen programas que aceptan a la multitud asistir con tareas rutinarias como reabastecer libros. Ya que estos fondos son por lo general financiados por fondos locales de la región o del condado, siempre requieren voluntarios.
7. United Way, Cruz Roja, Batallón de Salvación – todos requieren desesperadamente asistencia a lo largo de todo el año y tienen muchas afiliadas localizadas en todo el país.
8. Los grupos ambientales – si usted está inclinado a ser ambientalmente consciente esto es ideal para usted. El Club Sierra y otros hacen un enorme trabajo y todos entendemos que esta es una inclinación creciente que es crítica para la supervivencia de nuestros planetas.
Ok, estas son sólo ciertas ideas. Usted tiene la posibilidad de contactar con su localidad o condado donde habita para hallar a otros, pero el punto es que se siente bien contribuir a otros más allá de la causa. Hay varios provecho secundarios además, llegar a llevar a cabo nuevos amigos, estudiar cosas que jamás se sabía sobre el grupo en especial que estás prestando asistencia. No obstante, lo primordial es entender que has cambiado la vida de otra gente para mejor, lo que es imposible poner un precio. ¿No suena eso como una receta para la alegría?