La vida es una escalera

Comunmente me hago una pregunta qué cita o cita describiría mejor la vida. Para mí, esto lo resume: la vida es como una escalera. Sólo USTED puede saber hacia que lugar se dirigirá su escalera. Algunos días se puede subir a la cima, otros días sólo se puede subir unos cuantos escaleras, en tanto que otros días no se sube nada. Cada escalera representa a la familia, amigos, carrera y ocasiones. Cada escalera además representa bellísimos sitios que usted paso por. Cada escalera es sobre el comunicar y la gratitud que se asocian a la vida. Hablamos de los arco iris en la vida: las sonrisas, las risas y las lágrimas. Todas las escaleras que subes es tu alma aprendiendo más y más sobre ti y el universo. Cada escalera es sobre el sendero de tu vida y lo que haces con ella.
¿Alguna vez tropezaste al subir las escaleras? Eso es lo que yo llamo chicos contratiempos de la vida, no siempre caes por las escaleras, sino que te quedas atrás por un instante. De esta manera es como puedo detallar mejor nuestras desgracias; sólo están ahí momentáneamente. Continuamos con cautela para no tropezar otra vez. Próximamente, nuestra seguridad se está recuperando y retomamos nuestra agilidad previo.
Cuando nos encontramos en el fondo de las escaleras y observamos hacia arriba, se ve que nos encontramos muy lejos de la cima, de todos modos está a nuestro alcance. Debemos tener la ambición de llevar a cabo el trabajo para llegar a la cima! En ocasiones tendríamos la posibilidad de requerir el aliento de otros para ayudarnos a seguir. Además nos regocijamos en nuestros logros en todo el camino!
¿Por qué no corremos a lo prominente de las escaleras con todo nuestro vigor? Algunos de nosotros lo somos. Varias personas aprendieron las capacidades primordiales para llenar su viaje con muy eficacia. Alguno puede llegar a la cima! Todos poseemos lo que se requiere para llegar a la cima. Si usted cayó antes, usted está tomando su tiempo y reconstruyendo su seguridad en sí mismo a donde se encontraba antes de caer. Estás aprendiendo a levantarte.
Ese primer paso puede ser tan intimidante para muchos. Algunos lo manejan con simplicidad en tanto que otros se paralizan por sus propios miedos. Cuando levantas el pie tienes que sostener la estabilidad o te puedes volver tambaleante. Si te vuelves tambaleante, tienes que respirar hondo y sostener la compostura, y después reenfocar tu atención para volver a levantarte ese primer paso. Cuando esto se logró, usted tiene la posibilidad de subir el resto de las escaleras con alguna simplicidad.
Cada paso puede ser relacionado con la edad y el nivel de madurez. Cuando envejecemos o sufrimos algunas luchas, por el momento no sudamos las pequeñas cosas de la vida, las hemos gobernado. Aprendido a ver cada instante mientras ascendemos las escaleras. Mientras subes las escaleras de tu vida, no dejes que tu corazón se endurezca por todos los contratiempos. Reconozca que usted tiene la posibilidad de y superará todas y todas las adversidades que la escalera de la vida le logre abrir sendero. La vida es una bendición y debe ser apreciada en cada instante de su ascenso.